Nos cambiamos de Web: visítanos en WWW.EUROLATINPRESSCULTURA.COM

Agencia de Comunicación e Información Online

Cebrián: “Los periódicos son más importantes que los partidos políticos”


  • Los periodistas Juan Luis Cebrián e Iñaki Gabilondo conversaron ayer en la Feria del Libro de Madrid sobre los temas fundamentales del periodismo, con motivo de la publicación de El pianista en el burdel, de Cebrián, publicado por Galaxia Gutenberg.

Gabilondo comenzó el diálogo con Cebrián refiriéndose a éste como la “gran referencia para los periodistas”. De hecho, ha dicho, “muchos miramos a Juan Luis esperando que nos ilumine el camino, en este momento en el que no sabemos exactamente hacia dónde vamos”.

En un momento crucial para la profesión y la empresa periodística concebidos a la usanza tradicional, Cebrián propone en el libro una colección de ensayos sobre diversos aspectos del oficio, al que ha dedicado toda su vida, aliñados con anécdotas personales.

Según Cebrián, “saber qué va a ocurrir no es función del periodista; un periodista debe contar qué ha pasado y ayudar a comprender esos hechos. El periodista es un contador de historias”.

¿Seguirá existiendo el periodismo tal y como lo concebimos? ¿Qué es ser periodista? ¿Desaparecerá el diario en papel? ¿Cómo competir con las nuevas tecnologías en un mercado global? Estas y otras cuestiones han abordado Cebrián y Gabilondo esta tarde en la Feria del Libro.

En la obra, se recoge la tesis de que el periodismo, entendido como arte, como oficio, no debe limitarse a reflejar la realidad, sino ayudar a crear a partir de unos principios básicos una sinfonía que compartirá con el público.

Cebrián señaló que “no es un libro de tesis sino es un libro de relatos en el que subyace una tesis: los periódicos y los medios de comunicación, como los hemos conocido y los conocemos, son uno de los pilares fundamentales de la democracia representativa. Según muchos, más importantes que los partidos políticos”.

No obstante, ya no son los formadores de la opinión pública. Ahora está cambiando el paradigma debido a la globalización y las nuevas tecnologías. “Ahora somos menos importantes”, ha señalado Cebrián, que ha continuado diciendo: “Hoy la gente mira las noticias en Google News, y, ¿saben cuántos periodistas trabajan en Google News?, pues ninguno”.

Según Cebrián, el problema es que los periodistas “vivimos como si esto no pasara, no queremos darnos cuenta de que la gente se informa a través de otros sistemas”. Este paso de la democracia representativa a la democracia participativa es la que debe inquietarnos, en palabras de Cebrián, “puesto que la primera requiere de una mediación, los medios de comunicación, por ejemplo, y sin embargo en la participativa todo el mundo puede informar, crear su propio medio, sin necesidad de mediadores”.

Sobre la empresa periodística, el escritor ha subrayado que cerrarán muchos diarios, el periodista de El País  dijo que “sólo en Estados Unidos han desaparecido ya cien periódicos”. El mundo está cambiando y con él las costumbres de los lectores “que cambian más rápido que los periódicos”.

El lector de diarios tiene tendencia a pensar que su periódico, “aquel con el que se identifica”, le pertenece, “forma parte de su propiedad intelectual y de su forma de vida”, dijo Cebrián. Frente a ese espacio privado y casi sagrado aparece la Red , “un lugar público compartido por todo el mundo, donde cambian los parámetros que han regido hasta ahora la empresa periodística: El mundo digital es una economía de demanda, la información es un bien mostrenco”, agregó. 

Para el autor de El pianista en el burdel, “esto nos obliga a los periodistas a una actitud de humildad, a algo que no estábamos acostumbrados”.

Iñaki Gabilondo ha preguntado sobre cuál será entonces el papel de los periodistas en ese mundo de conocimiento globalizado. Para Cebrián la tarea principal será la de ayudar a los ciudadanos a comprender mejor ese espacio, “tarea a la que deberían dedicarse también los partidos políticos, sindicatos, instituciones y curas de todas las religiones”.

Ante este mundo que ya no se organiza como antes, sino de forma muy distinta, Cebrián concluye diciendo: “No estamos condenados a desaparecer, pero sí a cambiar”.

fuente: Feria del Libro MAdrid

Anuncios

Acerca de eurolatinpress

Eurolatinpress es una agencia independiente de comunicación e información con sede en Madrid que genera contenidos de política, cultura, deporte y turismo desde España para Europa y Latinoamérica. Si te interesa reproducir nuestros contenidos, por favor, ponerse en contacto con la redacción. Si deseas contactarte con nosotros escríbenos un email a eurolatinpress@gmail.com

3 comentarios el “Cebrián: “Los periódicos son más importantes que los partidos políticos”

  1. PIEDAD ACOSTA RUIZ
    29/06/2009

    LA MUERTE DE UN IDOLO INTERCULTURAL QUE ARTÍCULÓ LAS GENERACIONES DE FINALES DEL SIGLO XX CON LAS DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XXI
    ¡Cuánta sensibilidad hay en las letras de esta canción “BEN”! que definen la personalidad de quien las interpretó, su vida, su soledad, causa inequívoca de su muerte.
    Descripción exacta de la sociedad y el momento histórico de las generaciones que al calor de su influencia se alimentaron, décadas de finales del siglo XX y principios del XXI, una sociedad vacía, artificial hasta en la corteza de su cuerpo, que muere en el vacio de la indiferencia, que nunca llena, que ha perdido la capacidad de admirar y crear.
    Sólo la grandeza de esta voz, sus vitales movimientos, su originalidad, surgirán en otros seres, que les asalte el talento y hagan vibran las generaciones que brotan de estas sociedades de la guerra y del mercantilismo que las devora.
    Es tarea de cada gobierno crear un fondo para que sus artistas, talentos y líderes, no mueran en la miseria, cuando ya lo han dado todo, cuando se les ha despojado de su esencia y dignidad; y en el momento de sus muerte y antes de la mima, públicamente y sin temor alguno, resaltar su trabajo y premiarlo; porque son estos los que hacen que las generaciones vibren y lleven la marca de su identidad, historia y cultura, como impronta hasta el final de su existencia y legado a las próximas.
    “Ben”, describe el miedo de este niño sin niñez, a ser rechazado y a buscar en otros, la seguridad y ternura que nunca recibió, porque contrariamente, siempre tuvo que ocultarse él y los suyos, bajo velos y su propia máscara, frente al temor al rechazo social, que lo llevó a la quiebra y la muerte, justo cuando se disponía a enfrentar a ese público que lo despreció, antes del juicio, ese corazón falto de amor y metido en miles de videos para sobrevivir, falló.
    ¿Acaso no hubiese sido mejor el juicio, y probar su inocencia, que haber dejado una duda que le retiró por siempre de lo que más quiso” la gente”, ” los niños”?
    Verdaderamente se requiere ser grande en esta sociedad que castiga sin derecho a juicio, que no perdona las caídas, y siempre las recuerda, que odia cuando pierdes poder, y peor aún que a los niños que admiran su ídolo muerto, le hablan pestes e injurias de éste, sin importarles que para estas inocentes criaturas, su ídolo nunca muera, porque es el soporte emocional en que han anclado sus vidas.
    ¿No seremos nosotros una sociedad infantil, lejana de la sabiduría de adulto y anciano, la que lamenta el ídolo muerto y censura en él lo que ella misma encarna?…
    Es cierto que muchos murieron el día que este ídolo de la música murió; que en África muchos mueren de hambre cada segundo, y esto ocurre en muchos lugares del mundo; pero cuando muere un icono de la historia, es menester hacer un alto en el camino, y realizar el homenaje correspondiente, estos rituales dan sentido a las comunidades, reorientan el giro de sus vidas, crean pertenencia y articulan los caminos que seguirán.
    PIEDAD ACOSTA RUIZ
    Medellín, Colombia

  2. PIEDAD ACOSTA RUIZ
    29/06/2009

    PIEDAD ACOSTA RUIZ said, on Junio 29, 2009 at 3:07 am
    LA MUERTE DE UN IDOLO INTERCULTURAL QUE ARTÍCULÓ LAS GENERACIONES DE FINALES DEL SIGLO XX CON LAS DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XXI
    ¡Cuánta sensibilidad hay en las letras de esta canción “BEN”! que definen la personalidad de quien las interpretó, su vida, su soledad, causa inequívoca de su muerte.
    Descripción exacta de la sociedad y el momento histórico de las generaciones que al calor de su influencia se alimentaron, décadas de finales del siglo XX y principios del XXI, una sociedad vacía, artificial hasta en la corteza de su cuerpo, que muere en el vacio de la indiferencia, que nunca llena, que ha perdido la capacidad de admirar y crear.
    Sólo la grandeza de esta voz, sus vitales movimientos, su originalidad, surgirán en otros seres, que les asalte el talento y hagan vibran las generaciones que brotan de estas sociedades de la guerra y del mercantilismo que las devora.
    Es tarea de cada gobierno crear un fondo para que sus artistas, talentos y líderes, no mueran en la miseria, cuando ya lo han dado todo, cuando se les ha despojado de su esencia y dignidad; y en el momento de sus muerte y antes de la mima, públicamente y sin temor alguno, resaltar su trabajo y premiarlo; porque son estos los que hacen que las generaciones vibren y lleven la marca de su identidad, historia y cultura, como impronta hasta el final de su existencia y legado a las próximas.
    “Ben”, describe el miedo de este niño sin niñez, a ser rechazado y a buscar en otros, la seguridad y ternura que nunca recibió, porque contrariamente, siempre tuvo que ocultarse él y los suyos, bajo velos y su propia máscara, frente al temor al rechazo social, que lo llevó a la quiebra y la muerte, justo cuando se disponía a enfrentar a ese público que lo despreció, antes del juicio, ese corazón falto de amor y metido en miles de videos para sobrevivir, falló.
    ¿Acaso no hubiese sido mejor el juicio, y probar su inocencia, que haber dejado una duda que le retiró por siempre de lo que más quiso” la gente”, ” los niños”?
    Verdaderamente se requiere ser grande en esta sociedad que castiga sin derecho a juicio, que no perdona las caídas, y siempre las recuerda, que odia cuando pierdes poder, y peor aún que a los niños que admiran su ídolo muerto, le hablan pestes e injurias de éste, sin importarles que para estas inocentes criaturas, su ídolo nunca muera, porque es el soporte emocional en que han anclado sus vidas.
    ¿No seremos nosotros una sociedad infantil, lejana de la sabiduría de adulto y anciano, la que lamenta el ídolo muerto y censura en él lo que ella misma encarna?…
    Es cierto que muchos murieron el día que este ídolo de la música murió; que en África muchos mueren de hambre cada segundo, y esto ocurre en muchos lugares del mundo; pero cuando muere un icono de la historia, es menester hacer un alto en el camino, y realizar el homenaje correspondiente, estos rituales dan sentido a las comunidades, reorientan el giro de sus vidas, crean pertenencia y articulan los caminos que seguirán.
    PIEDAD ACOSTA RUIZ
    Medellín, Colombia

  3. Piedad Acosta Ruiz
    18/02/2013

    “CICCIO”, UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR SOBRE LOS VÍNCULOS QUE ESTABLECEMOS EN NUESTRA EXISTENCIA

    Ciccio hoy se unió a su tierna protectora, María Corredera, la mano que le cuidó y dio amor. Sin su presencia sólo soportó dos pesados meses, su corazón se rompió, su esperanza espiró, tantos días en el frio suelo, esperando el calor de sus manos, su sonrisa, su presencia, todo murió para el Pastor Alemán, el día en que el ataúd en que viajaba su dueña, desapareció de su vista.

    Murió como lo hacen aquellos seres cercanos, que son incapaces de sobrevivir sin la presencia del que les enseñó a vivir, colmando con su presencia sus noches y días.

    Que lesión tan profunda nos deja “Ciccio”, ¿sería que no aceptó ser Tommy en manos de María Lochi ?, ¿sería que quería vivir en el más allá con su cuidadora y protectora?, ¿acaso el amor profundo hacia el alma protectora cuando se vive la orfandad y el frio de la calle, es irremplazable?

    Resulta innegable que los perros también se deprimen, que también elaboran duelo frente a la muerte del ser querido, no como se había pensado mayoritariamente por ethologos, que era una conducta exclusiva de elefantes y gorilas.

    No habrá mensaje de la red tan profundo, tan punzante, tan penetrante, que el que “Ciccio” le regaló a María Corredera con su muerte.
    Una lesión más, para evitar el maltrato animal en cualquiera de sus formas, una razón más para no regalar o traficar con la mascota al arbitrio y capricho, una razón para investigar esas emociones y habilidades que subyacen al mundo animal del que no nos hemos podido escapar, a pesar de las riquezas, la ciencia y la tecnología, una razón más para cuidar nuestra mascota y mirar al que está abajo, a nuestro lado, mirándonos, lamiéndonos, contemplándonos, sanándonos, protegiéndonos.

    Esta noticia remite a la escena fría, lúgubre, de la muerte de una anciana, cuyo perro no salía debajo de su cama. Otro que en la enfermedad de su cuidadora nunca la abandonaba en su lecho de muerte, y aquel que a su amo con dolor, le contemplaba a través del cristal de su féretro, sostenido en sus patas traseras.

    No hay enfermedad más mortal que el abandono y la falta de amor, la pérdida del ser que amamos, esto rompe el corazón, las enfermedades y muertes están vinculadas con lo que nos ocurre en la cotidianidad, esta es la época del desprendimiento, del desamor, de la guerra, del abandono, del que no se escapa el animal, enfermedad del siglo, el paro cardiaco. Un paro cardíaco, también conocido como paro cardiorrespiratorio o paro circulatorio, es el cese brusco de la circulación normal de la sangre debido a un fallo de la contracción del corazón durante la sístole con eficacia.

    Un paro cardiaco es diferente (pero puede ser causada por) un ataque al corazón (infarto de miocardio), donde se interrumpe el flujo sanguíneo al corazón palpitante (como en shock cardiogénico).

    Evidencia creciente apoyan la hipótesis de que emociones negativas influencian el desarrollo de la enfermedad cardíaca coronaria. Siendo la evidencia más fuerte para la ansiedad como un potencial factor de riesgo (Kubzansky y Kawachi, 2000).
    Strik, Denollet, Lousberg y Honig (2003), aplicaron pruebas de ansiedad, depresión y hostilidad a 318 sujetos (media de 58 años de edad) sobrevivientes de un primer ataque cardíaco. Después de un seguimiento de 3.4 años, había 25 eventos cardíacos fatales y no fatales. Los síntomas de ansiedad (HR 3.01, 95% CI 1.1 A 7.03; p=0.005) estaban asociados a eventos cardíacos y uso de antidepresivos.

    La ansiedad fue un predictor independiente de ambos eventos cardiacos fatales y no fatales. Los investigadores concluyeron que los síntomas de ansiedad necesitan ser considerados en el riesgo y el posterior tratamiento de pacientes posteriores a sufrir un infarto al miocardio.

    Innegablemente Ciccio, necesitó más que la nueva cuidadora, necesitó tratamiento para el estrés, la ansiedad y la depresión, terapia recomendada cada vez que eventos traumáticos, como el presente ocurren.
    Lo anterior, nos convoca a reflexionar sobre el vínculo y cuidados que por fortuna, aún conservamos con el animal en este medio social conflictivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 03/06/2009 por en literatura y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: